El navegador que utiliza no soporta el javascriptExt1 - Google Tag Manager

Síguenos en

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSíguenos en Google+

Estás en: Viajes

Tailandia

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

Miércoles 20 de junio de 2001

A las nueve y media de la mañana, Chesda y Lek, nuestros guías durante el trekking, nos recogen en el hotel. Realizaremos el recorrido con otros dos compañeros de viaje, Marco y Manuela, una pareja de italianos en cuya compañía disfrutaremos de unos de los días más interesantes e intensos del viaje. Antes de comenzar propiamente el recorrido a pie, visitamos una cascada a mitad de camino, llamada Work Fa, que va a suponer nuestro primer contacto directo con el bosque tropical; la cascada, en sí misma, apenas merece atención, pero el lugar donde se halla nos sorprende por exuberante y frondoso.

El poblado Karen, a nuestra llegada, permaneíma casi vacío
Finalmente, dejamos el coche y comenzamos con la caminata propiamente dicha. Poco a poco, nos vamos adentrando por un oscuro y poblado bosque tropical, a través de un pequeño sendero que a veces se hace irreconocible, inundados por completo por el sudor que va manando sin cesar de nuestros cuerpos, pero absolutamente admirados por la desbordante naturaleza que nos envuelve por todos los lados. En un momento del recorrido, hacemos un alto en el camino para observar a nuestro alrededor las cientos de hectáreas de bosque espeso e impenetrable que nos rodea, incapaces de alcanzar con la vista otra cosa que no sea bosque, un verde intenso que todo lo inunda.
Cuando llegamos al poblado (un poblado oculto en la espesura del bosque que sólo se hace visible al llegar a él), la sensación de estar en otro continente, el otra cultura absolutamente distinta a la mía, alcanza su cenit: las primeras cabañas de madera aparecen ante nosotros como producto de otro mundo, inmensas en una tranquilidad y en un silencio que hace audible hasta el sonido más leve y lejano. Apenas se ven habitantes (los hombres probablemente estarán trabajando fuera) y ni siquiera los niños salen a nuestro encuentro. Se trata de un pobladoKaren, la etnia mayoritaria en esta zona, los cuales se establecieron en Tailandia hace casi 300 años procedentes de Birmania. Son sobre todo agricultores (fundamentalmente cultivan arroz), aunque crían numerosos animales domésticos. Aunque los habitantes del poblado visitado son de religión cristiana, la mayor parte todavía conservan fuertes influencias animistas.

La estancia aquí significó uno de los momentos mas impactantes del viaje
El placer intenso que aquel espacio reducido pero hermoso nos proporciona compensa sobradamente el esfuerzo realizado para llegar hasta allí. La idea de pasar la noche en una de sus cabañas, construidas de madera y con el suelo de bambú, me resulta de lo más atractiva. La carencia de comodidades se ve ampliamente compensada por la autenticidad del lugar, por su peculiar encanto. Tras una sabrosa cena preparada por nuestros guías, observamos el anochecer desde la cabaña que nos sirve de alojamiento; el espectáculo de un silencio sólo turbado por los sonidos del bosque, así como la visión de las numerosas luciérnagas que pululan a nuestro alrededor, alcanza niveles extraordinarios. He de advertir que tal sensación no tendrá parangón en ninguna otra etapa del viaje. Pero momentos así compensan las interminables horas pasadas en el avión, todo el tiempo transcurrido sin poder dormir, o la incomodad de los asientos de la clase turista.

Jueves 21 de junio de 2001

Quizá debido a la extrañeza del lugar, o al incesante sonido del bosque que el silencio del poblado refuerza aún más, lo cierto es que apenas he dormido unas horas. El frescor de la mañana, no obstante, ayuda a recuperar el resuello. Hoy nos queda la jornada más dura: tres horas de caminata a través del bosque hasta llegar a otro poblado Karen donde tomaremos unos elefantes que nos llevarán a un poblado Lahu, para pasar allí la noche. A priori, siento más interés por el recorrido a pie que por montar en elefante, así que, tras desayunar, tomamos de nuevo las mochilas y continuamos según las indicaciones de Chesda, nuestro guía.

Hacemos un alto en el camino para contemplar cómo el bosque nos rodea por completo
El camino transcurre casi siempre a través del bosque espeso, en un continuo subir y bajar que, unido a la humedad y al calor (aunque, por suerte, el día está nublado, lo que nos libra del sol), consigue cansar hasta casi el agotamiento. Hacemos varias paradas en el camino para recrearnos en la espesura que nos rodea. Aunque el asombro ya no es el mismo, sigue sorprendiendo la inmensa densidad del bosque, la enormidad de plantas y árboles, e incluso la belleza de algunas ramas que se enredan entre sí formando hermosas figuras. La necesidad de vadear un río nos proporciona un leve refresco, liberándonos por un segundo del pegajoso sudor que nos empapa sin distinción de sexo o nacionalidad. Apenas vemos animales: alguna que otra ardilla y varias lagartijas de tamaño más que considerable. Sumidos ya en un cansancio que nadie puede disimular, llegamos finalmente al campamento donde la comida y un pequeño baño en el río Mae Tang nos recobrarán del esfuerzo realizado.
No había montado nunca antes en elefante, y aunque en la actualidad la mayor parte de ellos se destinan al turismo, antiguamente era una forma muy habitual tanto de transporte como de fuerza de trabajo en Tailandia. El recorrido que realizamos es atractivo: bajamos junto al río Mae Tang, zigzagueando de una orilla a otra, a un ritmo mayor del que en principio suponía. Finalmente, llegamos al poblado Lahu, un conjunto de cabañas junto al río, un enclave menos exótico que el precedente. Nadie viste a la manera tradicional, y la proximidad con otras poblaciones próximas le resta espectacularidad. No obstante, al adentrarnos un poco en el interior podemos disfrutar aún de cierta atmósfera peculiar y, ahora sí, sufrir el acoso de los niños que se abalanzan sobre nosotros al vernos llegar.
Los Lahu son de origen tibetano. Son animistas, y además de agricultores, también se dedican a la caza. Durante nuestra estancia, sin embargo, y a diferencia de lo vivido en el poblado Karen, apenas podemos observar ninguna característica sustancial de sus formas de vida. Sí observamos, no obstante, que el turismo también afecta de manera importante a sus actividades: una de las tareas en que se empeñan más activamente es la construcción de balsas de bambú, que posteriormente utilizarán los turistas para el descenso del río -como mañana mismo haremos nosotros. De hecho, la balsa que utilizaremos al día siguiente está siendo construida ese mismo día.
No hay mucho más que hacer en el lugar: ver, oler y sentir. Desgraciadamente, a la vuelta del viaje comprobaré que el carrete de fotografías realizado allí se ha extraviado, así que tendré que dejar únicamente a la memoria el recuerdo de aquel sitio que probablemente no volveré a visitar jamás.

Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 ir a siguiente páginair a última página
Vota:
Resultado:
(208 votos: promedio 7.55 sobre 10)
Enviado por webalia - 01/04/2002ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
13) tailandia o birmania

mi primera idea ha sido viajar en agosto a tailandia, pero no se lo que me voy a encontrar por otro lado me han hablado bien de birmania , si alguien ha estado y me pudiera aconsejar , gracias
 0   0  Invitado - [18/02/2006 18:49:59] - ip registrada
12) conocer fragancias
quisiera saber si algun viajero me podria comentar que aroma tiene el opio y si es facil conseguirlo en tailandia ,supuestamente uno de los paises del triangulo.Tambien quiero decir que lindas son las tailandesas exedidas de peso,escriban a gaby8967@yahoo.com.ar
 0   0  gabriel - [02/01/2006 23:15:37] - ip registrada
11) conocer fragancias
quisiera saber si algun viajero me podria comentar que aroma tiene el opio y si es facil conseguirlo en tailandia ,supuestamente uno de los paises del triangulo
 0   0  gabriel - [02/01/2006 23:09:31] - ip registrada
10) ayudame a aprender tailandeporfabor. feuerviviente@hotmail.com
feuer82
si alguno de ustedes me puede ayudar, porfabor escribanme al correo feuerviviente@hotmail.com.
de corazon, deseo aprender tailandes, dame una mano.
 0   0  jose - [31/12/2005 02:04:41] - ip registrada
9) Exótica THAI
prgui89
He estado hace tres años en Tailandia y me ha gustado tanto que vuelvo de vacaciones esta Navidad durante quince dias.Coincido prácticamente en todo con el autor de este reportaje y quiero darle la enhorabuena por lo bien que describe los lugares que ha visitado.Paloma
 0   0  Paloma - [06/12/2005 22:05:28] - ip registrada
8) me gustaria ir
hola me llamo manolo y si me gustaria ir acompañado de gente que sea español ya que yo no se idiomas y estoy encantado de poder ir a visitarla si veis este mensaje y vais a ir de viaje me lo podeis comunicar gracias
 0   0  Invitado - [15/05/2005 10:11:01] - ip registrada
7) exotismo thai
decor13
El proximo mes de septiembre voy a thailandia y haremos el recorrido de Bangkok, triangulo de oro y una extension a Bali. he estado buscando por internet comentarios y este me ha parecido muy interesante junto a la misma pagina "webalia". Muchas Felicidades
 0   0  Ruben - [12/08/2004 13:26:32] - ip registrada
6) Petición de informacion
0070062
Hola.

Me gustaria que el autor se este artículo se pusiera en contacto conmigo, para intercambiar información. Se da el caso de que voy a realizar exáctamente el mismo viaje que Carlos Garcia Manzano y me sería muy útil poder hacerle alguna consulta.

Mi correo es

007007@ole.com
 0   0  James - [22/06/2004 15:40:09] - ip registrada
5) tailandia sin restrinciones
eSTA PÁGINA LA PODEIS ENCONTRAR SIN RESTINCIONES EN: inicia.es/de/cgarciam/tailandia02.htm
web@lia sois unos capullos
 0   0  Invitado - [17/03/2004 05:39:10] - ip registrada
4) Quires aprender tailandes?
Te puedo ayudar
 0   0  Invitado - [30/01/2004 00:28:43] - ip registrada
3) ESTUDIAR TAILANDES
En las ultimas semanas he buscado en la red, en librerias y bibliotecas pero ha sido inutil. Me gustaria estudiar tailandes y me gustaria saber si alguna persona conoce de alguna editorial que trabaje con libros en castellano(lo dudo) o si alguien ha hecho algun curso y puede facilitarme apuntes etc,.. Tengo algun libro en ingles y mas o menos me defiendo pero tengo dificultades con la pronunciacion, los 5 tonos, etc,... y al no poder escuchar en tai no se si mi pronunciacion es correcta.
MUCHAS GRACIAS A QUIEN PUEDA AYUDARME
mi email: cjburches252hotmail.com
 0   0  Invitado - [26/01/2004 20:12:39] - ip registrada
2) estafa
Sois unos capullos que aunque te registres no puedes leer los jodidos artículos. Gracias por nada mamones.
 0   0  jose - [10/01/2004 11:43:47] - ip registrada
1) comentario de viaje
Me parece muy interesante la descripcion del viaje y provoca realmente visitar tailandia
 0   0  alfredo - [06/01/2004 07:18:23] - ip registrada
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar