El navegador que utiliza no soporta el javascript

Viejo arbolito

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

Los vaivenes de la vida no me habían dejado verlo. Estaba ahi, en silencio.

Quizás me vio crecer, jugar, llorar, reir, amar y odiar. Tal vez me vea morir.

No quiero entristecerlo con mis palabras, mi viejo arbolito es alegria, transmite vida. Sin embargo esta viejo e inclinado, como pidiendole disculpas a los vientos que vienen desde los confines del tiempo.

En una de sus ramas, la mas amable, ha hecho nido una palomita. Es su compañia, su amiga. Cuando termine el invierno sus pichones se iran del nido y ella también. Vendrá a ocupar el nido algún gorrión, pobre gaucho sin destino, que sin muchas cualidades, le contará cuentos atrevidos. Porque los gorriones son traviesos, como los chicos callejeros que andorrean las vias del tren, que se dan empujones y se gritan palabrotas para reirse de su tristeza. Chicos callejeros que a veces se detienen en las vidrieras de ropas o zapatillerias de marca reconocida, para entreabrir la boca y desear desde el fondo de su condición de humildad. Cosas de esta amada tierra mía.

Mi viejo arbolito toca el techo sin querer, porque como sobrio caballero de las alturas, tiene en su ramaje la delicadeza de la experiencia. Sus hojas heridas de muerte otoñal se niegan a dejarlo totalmente. Se resisten al tiempo, esperaran el invierno y quizás alli por fin se entreguen dejando paso a los nuevos brotes.

Para mi, el viejo arbolito, será eterno, quizás no muera nunca. Aunque cuando lo sacude  el viento me saluda con su ramaje y se agita como sonriendo y estirando los brazos se que sabe la verdad de mi existencia. Y en una de esas llorará lagrimas de sabia por mi ausencia.

Te miro viejo arbolito  y me obligo a hacerme una pregunta,  ¿cuánto tiempo estaremos juntos? Bueno, en fin, no importa cuánto. Hoy quiero disfrutarte. Se que en tus ramas, tus raíces está mi propia historia, mi leyenda.  Ni la más completa biografía podría relatar lo que tu sabes de mi. Las cosas que te he contado. Los detalles mas íntimos de mi ser.

Pero no quiero complicarte arbolito viejo. Hoy estamos juntos y vemos pasar la vida... si, vemos pasar la vida. Alguna vez me darás las respuestas a ciertas dudas que hoy me atormentan. Bajo tus ramas crecí de niño, jugué contigo, te trepé y pasé a ser hombre soñador de historias y  poemas. No te pongas triste Arbolito viejo aunque algun día me vaya y no te salude siquiera.

Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 10 sobre 10)
Autor: joaquin piedrabuena
Enviado por joaquinpoeta-01 - 20/06/2011
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar