El navegador que utiliza no soporta el javascript

Síguenos en

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSíguenos en Google+

Noche de lluvia

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

Son casi las doce de la noche.

En un costado de la cama duerme el descontento y la tristeza. En el otro costado dormía yo.

La lluvia ataca los techos gota a gota y la tierra se vuelve barro. La ventana tiene fantasmas que  empañan la visión y en mi copa de vino se espeja la luz soñolienta de la solitaria habitación que elegí para escribirte, mujer.

Si, soy yo que no puedo conciliar el sueño. Ni la pastilla que evita este fracaso pudo derribar mi desvelo. Tal vez me mienta a mi mismo  y no la tomé. ¿Qué quieres que haga mujer?, no puedo vivir sin soñarte, sin hablarte, sin hacerte recuerdo.  Pero alégrate, aqui estoy yo con mis letras de alma azul.

Y alegre en mi desvelo vuelo en prosas para contarte cosas lindas, hablarte de cielos eternos y vuelos  de aves migratorias.

¿Qué no me entiendes?

Y bueno, ni yo mismo se porque te siento mia siendo tú tan ajena.

¿Sábes algo? Anoche soñe con tus ojos de miel pura y me dejé llevar por el ala suave de tu sonrisa. Te sentí en mis labios y en mis manos.

Por un momento se que estuvimos juntos. Allá en Urundel, ese pueblito tan lejano, tan chiquito como mi esperanza.

Y en una esquina de una polvorienta calle estaba el jardín de las flores ajenas, ese que tu saqueabas cuando niña. Y me aventuré a robar para tí una rosa, la mas hermosa.

¡Que bella y pícara tu mirada de niña traviesa!. Estuvimos bajo el algarrobo aquel, que nos invitaba a soñar y a cantar bajo su sombra.

Te tomé de la mano y el mundo entero se detuvo al sentir tu pulso. Nos atravezamos con las miradas, buscamos en el fondo de cada uno el cielo que jamás vimos y asi nos quedamos un tiempo.

De pronto yo me convertí en un carrousel de girar infinito y tu en un barco velero de navegar eterno.

A mi se me trepaban arlequines de risa loca y a ti te seguían gaviotas de los confines del cielo.

Pero solo fue un sueño.

Al despertar estabas tan lejos que se me cayó una lágrima, no se si de alegría o de lamento. Alegría por saber que existes e iluminas mis recuerdos. Lamento de sentir que nunca, en las noches de lluvia, sabras que por tí sueño despierto.

Vota:
Resultado:
(4 votos: promedio 9.5 sobre 10)
Autor: joaquín piedrabuena
Enviado por joaquinpoeta-01 - 16/06/2011
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
2) ana75 dijo...
ana75
Qué bonito escribes Joaquín
Gracias por compartir
 0   0  ana75 - [17/06/2011 07:33:01] - ip registrada
1) wicca7 dijo...
wicca7
Qué hermoso... Sonrisa
 0   0  wicca7 - [16/06/2011 12:10:13] - ip registrada
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar