El navegador que utiliza no soporta el javascriptExt1 - Google Tag Manager

Síguenos en

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSíguenos en Google+

Low-cost... ¡a toda costa!

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

Go to fullsize image

Hubo una época en la que a todo el mundo le gustaba presumir de artículos caros: quien no llevaba marcas de prestigio encima era considerado un don nadie y todo el mundo procuraba, no solamente llevarlas, sino hacer ostentación de ellas.

Hoy en día, en que el acto de comprar se ha vuelto compulsivo, lo que está de moda es comprar en tiendas “low cost” (bajo coste). La cosa ha llegado a tales extremos que incluso se ha acuñado el término “moda rápida” que se refiere al fenómeno del paso de la ropa de la pasarela a las tiendas en tan solo una semana, cuando, hace unos pocos meses se tardaba una temporada entera en poner los artículos en el mercado.

.Go to fullsize image

De esta forma los diseños quedan obsoletos en menos de un mes, obligando a las/os fashion victims a estar renovando sus vestuarios cuatro o cinco veces por temporada con lo que ello comporta de ganancia para los creadores de moda, que han tenido que bajar los precios para que todo el mundo pueda acceder a los últimos modelitos. Con eso se consigue que la ropa no canse ni a quienes la llevan ni a quienes la ven; pasando, en una loca carrera por estar al día, de adquirir un algo por temporada a estar continuamente pendiente de los cambios que presentan las distintas marcas cada semana: una majaretada como la copa de un pino.

De acuerdo en que lo del exhibicionismo de productos caros era una solemne tontería. Pero no lo es menos la obsesión por lo barato de ahora, que lleva al borde del colapso económico a tantas personas que, acostumbradas a tener que morderse la lengua, porque estaba todo por las nubes, ahora que proliferan este tipo de boutiques se resarcen con creces de lo que antes tuvieron que aguantarse.

Go to fullsize image

¿Cómo ha cambiado el modus vivendi, eh? Lo de “antes muerta que sencilla” que era la frase de moda que definió durante años a muchas mujeres, podría traducirse hoy por: “antes sencilla que muerta” (del infarto por no poder comprar nada).

Me da mucho la sensación de que algo han tenido que ver los orientales con sus precios reventados en todos los campos y lo que el fenómeno ha provocado en la población media-baja, para explicar un poco este cambio en la sociedad de principio de siglo. Naturalmente, la crisis económica tiene su parte de culpa también, pero no debemos perder de vista al Dragón Asiático porque, como explicaba aquel visionario llamado José Tortosa en sus clases de Historia - hace ya muuchos años -: “no les quiten ojo a los chinos, porque, a nada que nos descuidamos, se nos van a merendar con arroz”. ¡Gran verdad, si señor! Ya estamos asistiendo a la invasión pacífica de los pobladores de un enorme país, dormido hasta hace poco, que se está incorporando con su gran capacidad de trabajo al mercado mundial con unos precios rompedores y una especial habilidad para la imitación – pero también para la creatividad e investigación -, que pueden hacer tambalear mas de una economía de las punteras, sobre todo en países (como el nuestro) poblados por vividores mil.

Han empezado las tiendas de ropa, zapaterías y complementos (la electrónica ya la tenían ganada hace mucho), pero no sería de extrañar – dado el éxito que están obteniendo – que la ola fuese extendiéndose hasta abarcar sectores mas amplios del mercado.

Go to fullsize image

Los perjudicados, como siempre, el pequeño negocio y las tiendas al por menor que, o cambia mucho la cosa, o tendrán que comerse los excedentes lujosos con tomate. Que no están las cosas para andar comprando "firmas" cuando hay trajes igualitos por menos de una centésima parte del precio de marca(en los bazares) o muy por debajo del precio original en las propias filiales de las empresas mas deseadas, que han olido el negocio y se han apuntado sin dudar a la nueva moda de la moda.

No deja de ser curioso que, ahora, aquellas/os que andaban hasta hace poco presumiendo de tal o cual pijotería, se apunten a los low cost. Tanto es así que hay hasta colas para comprar, cosa que no sucedía en las tiendas convencionales mas que en los periodos de rebajas.

¡Vivir para ver!, que decía aquel vendedor de cupones de la ONCE a su clientela...

Go to fullsize image

Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 8 sobre 10)
Autor: wizfun
Enviado por wizfun - 22/12/2010
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar