El navegador que utiliza no soporta el javascript

Síguenos en

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSíguenos en Google+

Estás en: Viajes

Bali

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

bali_arrozales.jpgHAY QUE VIAJAR A BALI
Me parece injusto e incomprensible que, después del atentado del 12/10/2002, se esté desaconsejando viajar a Bali. En esta isla, lo más parecido al paraíso, la mayoría de sus habitantes son hindúes y nada tiene que ver con el terrorismo. Es una isla donde siempre ha reinado la paz, la armonía y la serenidad.

Ahora el único consuelo que les queda a sus gentes es ver entre rejas, cuanto antes, a los bestias que han causado tamaña brutalidad y esperar que el resto del mundo no les dé la espalda y dejen de visitarles.

Todo aquel que ha visitado Bali, estoy segura de que volvería ahora mismo sin ningún problema, como es mi caso. Yo me pregunto ¿Acaso no hay terrorismo en España, y cada año nos siguen visitando miles de turistas?

Aconsejo a todo el mundo que estos hechos tan bárbaros no le frenen para ir a esa maravillosa isla, donde encontrara el paraíso soñado.

bali_tanah_lot.jpgCrónica de un viaje

A Bali se llega expectante y se regresa hechizado; enamorado de un paraíso esmeralda lleno de vida y contrastes. De esta isla, tan bien llamada de los dioses, se han escrito ríos de tinta, tantos, que mientras la sigan cuidando como hasta ahora, nunca dejarán de fluir, porque quienes lleguen a ella, acabarán enamorándose de Bali y tendrán la necesidad de contar a los cuatro vientos las maravillas que ofrece este paraíso indonesio, porque se habrá metido en sus almas.

A Bali sólo le sobra una cosa: la lejanía. Pero a poco de pisar el aeropuerto de Dempasar, al viajero se le olvidan, como por ensalmo, las veinte horas de viaje, y nada más llegar sus cinco sentidos se ponen de inmediato a procesar sensaciones sin descanso.

Desde un primer momento Bali ofrece una luz especial, la del Trópico, donde los colores parecen que son más colores que en otros lugares de la Tierra. El aire también huele distinto, y la ausencia del temido calor envuelve al viajero en una paz que predispone a olvidar el palizón del largo vuelo.

Enseguida asaltan a las pupilas los primeros altares, las primeras ofrendas a los dioses del larguísimo panteón de Bali, y los primeros templos que, desde el mismo momento de llegar, ya no dejarán de formar parte de la estancia del viajero, hasta hacerse tan familiares que, al regreso, incluso se echarán de menos.

También, enseguida, aparecen las primeras sonrisas, los saludos con las manos unidas a la altura del pecho y el salamat tinggal ( bienvenido), y las miradas de los balineses y balinesas, oscuras y profundas, pero extrañamente familiares. Y es entonces cuando el verde empieza a apoderarse del alma del viajero, de un modo lento, casi inapreciable.

 Tras los cristales del coche, rumbo al hotel, los inmensos jardines que jalonan las carreteras de acceso a Nusa Dua son la antesala de las maravillas que esperan al viajero los días siguientes, cuando dirija sus pasos -y su espíritu- hacia el centro de la isla, hasta los increíbles arrozales que cortarán su respiración y llenarán sus ojos de un verdor tan intenso, que ya no le abandonarán mientras viva. Y junto a los jardines aparecen los primeros templos, pequeños y grandes, como preludio de las maravillas que vendrán después en días sucesivos: los templos de Tanah Lot; Batu Bolon; Besakih; Uluwatu; Candi Kuning; Goa Lawah; Mengwi... Nombres tan misteriosos como las edificaciones que constituyen el centro de la vida de los balineses, que por su historia y su pasado se consideran los responsables del orden cósmico...

Todo ese rico pasado se condensa en una serie de danzas que resumen leyendas y acontecimiento épicos y religiosos, con el constante y monótono sonido del gamelán, el conjunto musical presente en la mayoría de acontecimientos. La elegancia de la danza Legong, ejecutada por jóvenes mujeres, compite con la fuerza masculina del Baris, y tiene su culmen en la hipnótica danza Cecak. El teatro de marionetas y las peleas de gallos también forma parte importante de esta tierra de dioses y magia.

Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 ir a siguiente páginair a última página
Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 8 sobre 10)
11/06/2007ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar