El navegador que utiliza no soporta el javascript

Experimento

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

 Abrí los ojos y me encontré allí tirada en el bosque, no recordaba nada, ni mi nombre, ni mi edad… me sentía perdida. Me mire la ropa, llevaba un vestido de color rojo bastante roto, me fije en unas marcas en mis brazos, era como si me hubiesen pinchado. Intente levantarme pero estaba algo mareada y no pude, entonces me fije en un papel roto en el suelo, lo único legible en el era “Experimento nº1: Fallido”.

 

 

Justo el día que yo nací ya se había decidido mi castigo, ¿Mi crimen? El haber nacido completamente sana. Un grupo de científicos me compro para un experimento ilegal, un medico que trabajaba allí les debía mucho dinero y el saldaba su deuda consiguiéndoles sujetos de experimentos, bebes recién nacidos.

Me llevaron a una habitación cerrada, sin ventanas, crecí allí rodeada de medicamentos y pruebas.

 

“Esta niña nunca sentirá el cariño, se prohíbe cualquier gesto amistoso con ella”

 

Así es yo pocas veces tenia contacto con los médicos y cuando tenían que verme venían totalmente tapados, ya no me acordaba como se sentía el calor de otra persona en mi piel…

 

Me convirtieron en una persona fría, no sonreía nunca, no lloraba nunca, no mostraba interés alguno en la vida. Yo solo era un objeto, como una marioneta, hacían conmigo lo que querían y yo nunca me quejaba. Mi corazón no conocía las esperanzas ni las ilusiones.

 

Pasaron los años y un medico nuevo llego a aquel laboratorio, aquel hombre no era como los demás científicos de aquel lugar, el era diferente, el conservaba su humanidad.

 

“Te presentamos al experimento numero 1”

 

Aquel medico se me quedo mirando desde aquel cristal que me aislaba del mundo, yo estaba sentada en la cama con la mirada perdida.

 

“¿Podría entrar a verla?”

 

“Si, pero ya sabe las reglas nunca se quite la mascara, no debe ver su rostro, e intente hablar lo menos posible con ella, te dejo ahí, yo tengo que irme a trabajar”

 

Abrió la puerta de la habitación y se sentó a mi lado, se quedo mirándome, pero yo cual autista ignoraba su presencia totalmente, ni siquiera moví las pestañas. Aquel medico sintió pena por mi, se puso delante de mi vista, saco algo de su bolsillo y lo puso en mis labios, desvié la vista hacia el por un momento, el se retiró la mascara y esbozó una sonrisa.

 

“Esto es un bombón, está muy bueno cómetelo”

 

Yo volví a mirar la pared omitiendo de nuevo su presencia y el se fue de la habitación guardando el bombón de nuevo. Sin embargo algo en mi había despertado, aquella noche me dolía el pecho, cuando cerraba mis ojos recordaba aquella sonrisa.

 

“¿Que es esto? ¿Qué me pasa? No puedo dormir…”

 

Me pase la noche en vela, los científicos se pensaron que algo iba mal y me empezaron a hacer pruebas, las mismas pruebas de siempre pero por algún motivo aquel día eran mucho mas desagradables que de costumbre, mientras me hacían aquello mire hacia los médicos y sin pensarlo murmuré una palabra.

 

“Ayuda…”

 

Los científicos se enfadaron mucho.

 

“Acaba de pedir ayuda, ¿Cómo puede ser?, debemos informar de esto ¡RÁPIDO!”

 

Me llevaron a la habitación, me trataban peor que nunca, y después de un rato pude oír en la puerta como hablaban.

 

“Después de 18 años de investigación va y se nos jode el experimento, ya no sirve de nada, vamos a tirarlo a la basura”

 

“Si todo por culpa de ese novato”

 

“Bueno ya sabes ese ya no dará mas problemas Jajajaja”

 

Entonces volvió a mi mente aquella sonrisa tan bonita y volvió a dolerme el pecho. Entraron en mi habitación me cogieron de los brazos y me arrastraron a una cámara de gas, dejándome allí encerrada. De repente oí una voz…

 

“No te preocupes mas, yo te ayudaré, cuando despiertes no recordaras nada pero así es mejor, no soy digno de que me recuerdes. Daré todo mi poder en protegerte esta vez.”

 

Se me cerraron los ojos y caí desplomada al suelo, soñando con aquella sonrisa…

Vota:
Resultado:
(4 votos: promedio 10 sobre 10)
Autor: Miriam Nieto Ballesteros
Enviado por miniemat_6 - 13/07/2012
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar