El navegador que utiliza no soporta el javascript

Estás en: Actualidad > Blogs

Desvaríos de fin de semana

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame
Ayer paseaba al perro cuando ví a lo lejos acercarse un automóvil. Al volante estaba un señor ya mayor, calvo, unos sesenta y cinco años. Acababa de salir del garaje y enfilaba hacia la vía de servicio, que le llevaría a Madrid, a Torrelodones, qué se yo. Mientras comenzaba a acelerar, se santiguó con la mano derecha, con el aire mecánico y ensimismado común a todos los gestos rituales. Hacía mucho que no veía ese gesto en esa situación. “Como mi padre”, pensé. “Como la gente mayor”, a continuación. “Superstición”, dijo luego mi mente. “No, creencia en que hay algo más”, me dijo luego con tono pedante. Pero enseguida prosiguió: “Si cree que eso lo protege, es una superstición. Pero también significa que cree que algo por encima de la realidad material puede protegerle de un accidente. Y eso es en cierto modo  fe. ¿Entonces toda fe es superstición? ¿Qué diferencia hay entre creer en la maldición de un espejo roto y la creencia de que en una oblea de pan está el cuerpo y espíritu de un dios? ¿Es sólo una cuestión de escala, o del ceremonial con el que revestimos el acto? Si a un acto supersticioso lo revestimos de latín, de púrpura e incienso, ¿se le puede entonces llamar fe sin que chirríe a nadie? O a lo mejor las cosas son más sencillas: con ese simple acto, aquel anciano está demostrando aun sin saberlo que no necesita a Newton, a Einstein y ni siquiera a Stephen Hawkins (al igual que éste no necesita a Dios) para vivir en este mundo, que no necesita una explicación racional para cada cosa porque siente que hay algo más que la simple realidad material, que hay otra dimensión, que existe el espíritu, que existen los ángeles de la guarda. No llegué a ninguna conclusión, mi cerebro cerró enseguida la ventanilla diaria de desvaríos y disgresiones de fin de semana, y cuando mi perro tiró de la correa me puse a pensar en cualquier otra cosa.
Etiquetas: fe, religión
Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 7 sobre 10)
28/11/2010ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar