El navegador que utiliza no soporta el javascript

Síguenos en

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSíguenos en Google+

Amistad a golpe de ratón

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

Go to fullsize image

¡Que maravilla esto de internet!. ¿Has visto con que poco la gente se pone en acción?... Un simple escrito y los consejos llueven como caidos del cielo. Es la comunicación de ida y vuelta, como antes fué el correo, solo que un millón de veces mas rápida. Pienso que es el mejor vehículo para favorecer la amistad, sin las trabas que suponen los prejuicios a que nos vemos abocados en el contacto directo, sobre todo en estos tiempos de culto al cuerpo en que nuestros ojos nos mienten a veces acerca de las verdaderas cualidades de la persona. Por eso tantos seres humanos acuden a la red en busca de esa amistad que nos niega la sociedad con sus favoritismos y complejos. Es como si se pudiera conseguir todo sin las molestias de que nos vean sufrir ante una situación estresante, por ejemplo. Todos aquellos/as que padecen a diario el escarnio y las burlas de sus conciudadanos(que lamentablemente son cada vez más), todos quienes gustan de jugar al equívoco, todos los que anhelan comunicación sin contravenciones, encuentran en internet el refugio y amparo que proporciona el anonimato. Es la terapia - como ya escribí en anterior post - que una serie de personas necesita urgentemente, ante la falta de solidaridad y comprensión a que la competitividad social nos somete. Pero, ¿es todo lo buena que sería de desear, o resulta ideal para ocultar carencias que precisarían de tratamiento medíco especializado para cada caso?.... Eso es precisamente lo que viene a revelarnos el siguiente artículo que encontré por ahí arriba y que nos invita a reflexionar sobre el asunto.

¿Para qué hacer terapia si tengo amigos que me escuchen?

  Go to fullsize image  

Esa es una pregunta que ya escuché muchas veces, y está basada en la creencia errónea de que hacer terapia es muy parecido a desahogarse ante un amigo comprensivo que te escuche. Y si hacer terapia es sinónimo de catarsis, ¿para qué pagarle a un profesional por algo que puedo tener de gratis? En realidad, la cita con un terapeuta cumple una función muy diferente a la del simple desahogo. Los amigos que tenemos son la red de sustento que alivia nuestra caídas. Son aquellas personas especiales que elegimos para que formen parte de nuestras vidas, y en cuyas vidas elegimos participar. Son aquellos a quienes pedimos y damos consejos cuando estamos en una disyuntiva, a quienes ponemos y pedimos el hombro para llorar las penas. Tales experiencias son valiosas porque hacen que nuestras historias sean validadas: cuando alguien me escucha y entiende me siento un humano y no, por caso, un extraterrestre. El sicoterapeuta, obviamente, también nos valida y nos saca del desamparo, pero sólo durante un corto período de tiempo. Eso se debe a que el principal motivo de la terapia no es reclamar ni desahogarnos por lo que la vida ingrata nos ha hecho, sino más bien entender en qué convertimos nuestra vida a partir de las circunstancias que nos tocaron en suerte. En otras palabras, para comprender cuándo y para qué aprendemos, creamos y repetimos ciertos patrones de comportamiento, y también para desarrollar formas alternativas de lidiar con los viejos problemas. Las preguntas clásicas, que todos nos hemos hecho alguna vez, a continuación. ¿Por qué siempre elijo a la pareja errada? ¿Por qué no logro decir que no? ¿Por qué necesito siempre agradar a los demás? ¿Por qué esa necesidad mía de controlarlo todo? ¿Por qué no me estabilizo en un solo empleo? ¿Qué me lleva a rebelarme siempre contra la autoridad? ¿Por qué estoy tan enojado y llego a ser iracundo? ¿Por qué, más temprano que tarde, termino siempre como víctima de las circunstancias? El objetivo de la sicoterapia, en suma, es hacer que nos hagamos cargo de nuestra vida, responsabilizándonos por nuestras elecciones, nuestras actitudes y comportamientos. Hombro y abrazos son necesarios para los momentos de dolor, pero el verdadero cambio vendrá cuando abracemos nuestra propia causa; y cuando encontremos formas nuevas y más adecuadas de enfrentar los desafíos que la vida nos impone. Para esa jornada de autoconocimiento y reforma íntima necesitamos de una ayuda profesional, de alguien que conozca métodos y técnicas que nos guíen hasta encontrar el camino para ese objetivo. Alguien que nos ayude a responder preguntas como las de la lista previa y nos ayude a crear una nueva versión de nosotros mismos.

Clown Army going amok - 2 por tadolo

MAS NOTICIAS en WFL news, el diario on line multimedia ya disponible en: http://paper.li/wizfun/1315752719#

Fuente: http://paper.li/wizfun/1315752719#
Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 10 sobre 10)
Autor: wizfun y transcripción
Enviado por wizfun - 18/10/2011
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar