El navegador que utiliza no soporta el javascript

La vivencia de la sexualidad, ¿Derecho universal o concepto etnocéntrico?

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame
La Sexualidad como uno de los aspectos esenciales que nos constituyen como seres humanos. Este es el criterio con que la Asociación Mundial de Sexología (WAS) estableció en su momento una Declaración de los Derechos Sexuales, adoptada después por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Unas líneas básicas sobre las garantías que debería tener cada persona para vivir su Sexualidad en forma libre y plena, en concreto en lo referente a cuestiones como la identidad de género, orientación sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción. No cabe duda que las intenciones de esta Declaración son nobles, pues el contexto social y cultural en muchas regiones del mundo, con explotación, sometimiento y maltrato sexuales hacia mujeres y niños, la falta de autocontrol sobre los planes de reproducción, la vulnerabilidad ante enfermedades de transmisión sexual, etc. parecen justificar este texto.
Sin embargo, si ampliásemos el criterio de partida y considerásemos a la Sexualidad como el ámbito potencial en el que el ser humano puede llegar a expresar mejor su libertad y su creatividad, y estamos de acuerdo con ello, a alguien podría chocarle que, a modo de un complemento de la Declaración Universal de Derechos Humanos, desde este organismo de Naciones Unidas se haya intentado normativizar al respecto. Ciertamente se hace a un nivel muy básico, y hay contextos sociales de abuso que parecen demandarlo. Pero el problema entonces, que es de índole ética, podría plantearse así: En primer lugar, ¿se pueden poner límites, aunque sean de mínimos, a la Sexualidad? Pues hemos convenido en que ésta es, potencialmente, el máximo ámbito de expresión de libertad y creatividad del ser humano, pero resulta que es también de facto algo indisolublemente ligado a las costumbres y normas políticas, sociales y religiosas de cada cultura. Es aquello de lo público y lo privado, ambos ámbitos adectan y moldean al modo en que se vive la experiencia sexual. Y en segundo lugar ¿son los problemas antes mencionados, a nivel mundial, realmente siempre problemas sexuales, o más bien a veces sociales, como las desigualdades entre géneros? Y ampliando aún más el criterio de partida: del mismo modo que constituye un reflejo de las virtudes y problemas de una relación de pareja, la Sexualidad también puede contemplarse como reflejo último de todos estos contextos sociales, religiosos, etc., a veces una celebración, a veces una escapatoria de los mismos.
Hablando de libertad, más concretamente de relaciones sexuales consensuadas, lo cual es uno de los ideales de dignidad propugnados por la Declaración, pensemos ahora en algunas sociedades de ciertas islas del Pacífico donde, hasta no hace muchas décadas, era costumbre, y considerado acto de generosa hospitalidad, ofrecer la propia esposa para el goce sexual a aquellos visitantes que llegaban a la isla tras un viaje por mar. ¿Podemos asegurar que esa mujer accedía a ello porque se sentía obligada? Algunos estudios etnológicos no parecen confirmarlo. Costumbres como ésta, consideradas aberrantes o bárbaras por ciudadanos occidentales que las observaron, y erradicadas por la tenaz labor aculturadora de otros como los componentes de las Misiones cristianas, eran quizá una muestra de la diversidad cultural de otras sociedades. Visto con mayor perspectiva, quizá también una muestra de la creatividad en lo sexual, o incluso de la necesidad de conectar siempre la Sexualidad con sentimientos de Amor. ¿No se correrá el peligro de inculcar, con textos como la mencionada Declaración y en nombre de la dignidad humana, una vivencia homogeneizada de la Sexualidad?
Podemos por lo tanto cuestionarnos si son acertadas preguntas del tipo: ¿cómo debería vivirse la Sexualidad? Pues más de uno hará notar enseguida, y con razón, que la distancia entre cómo debería vivirse la Sexualidad y cómo se vive en la realidad, aun en individuos no sometidos ni explotados, no es igual para ambos sexos ni en todas las culturas. ¿Podemos de verdad conjugar el concepto "la Sexualidad" con verbos como "debería ser de este o de aquél modo"? Por ejemplo, ¿cómo estar seguros que no distorsionamos, con criterios occidentales etnocéntricos, al ver y juzgar a muchas mujeres de países musulmanes como sometidas al poder machista imperante y poseedoras de una sexualidad altamente reprimida? Deberíamos quizá conocer si ello es realmente asi, si esa mayoría de mujeres contestarían como suponemos a una amplia encuesta sociológica. Si tal encuesta existiese y, sorprendentemente, demostrase que ellas afirman vivir una sexualidad satisfactoria -como se constata a menudo en pequeñas encuestas-, aparecerían entonces "expertos" occidentales -como también suele ocurrir- contraafirmando que sí que están reprimidas, y que lo que pasa es que no son conscientes de ello. ¿Es éste un criterio científico, verdaderamente liberado de una visión etnocéntrica?
Hay diversas dimensiones de la Sexualidad vivibles por una persona, como la del placer, el erotismo, la discriminación o no entre reproducción y placer, el acceso a la información sexual, etc. El no tener acceso a la información, por ejemplo, puede perpetuar el hecho de que muchas mujeres vivan todo lo relativo al goce y la exploración del propio cuerpo con sensaciones de culpa, o dejar irresueltas multitud de disfunciones sexuales. Nos parece obvio, desde una perspectiva occidental, que debe existir la libre opción de vivir todas estas dimensiones. Pero, por ejemplo, ¿cómo estar seguros de que una escasa exploración del propio cuerpo o del propio placer van a causar sentimientos de culpa, en personas de otra cultura? Los expertos sexólogos usan el concepto "analfabetismo sexual" para referirse a esa falta de conocimientos sobre la sexualidad, concepto que les lleva a deducir que tal carencia supone una violación de los derechos sexuales y una merma del bienestar personal.
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 ir a siguiente páginair a última página
Vota:
Resultado:
(115 votos: promedio 6.13 sobre 10)
Autor: Joan Casanova
Enviado por jcasa31 - 28/12/2005
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
12) .
colegiala1
.
 0   0  colegiala1 - [04/05/2008 14:01:17] - ip registrada
11) .
colegiala1
.
 0   0  colegiala1 - [04/05/2008 14:01:17] - ip registrada
10) ........
Venus6
cierto
 0   0  Venus6 - [14/07/2007 12:39:50] - ip registrada
9) ........
Venus6
cierto
 0   0  Venus6 - [14/07/2007 12:39:50] - ip registrada
8) sumamente Istructivo
estrella-1
Mi punto de vista es que si es un concepto etnocentrico,pensar que la vivencia debe ser universal.Es muy respetable las culturas y creencias pertenecientes a cada lugarTambien es muy cierto que un hombre y una muger..ficica ...quimicamente..culto o no.universalmente su organismo funcion igual.Para lograr la liberacion deberian abolirce las culturas...y...seria pocible?
 0   0  estrella-1 - [26/02/2007 13:09:39] - ip registrada
7) sumamente Istructivo
estrella-1
Mi punto de vista es que si es un concepto etnocentrico,pensar que la vivencia debe ser universal.Es muy respetable las culturas y creencias pertenecientes a cada lugarTambien es muy cierto que un hombre y una muger..ficica ...quimicamente..culto o no.universalmente su organismo funcion igual.Para lograr la liberacion deberian abolirce las culturas...y...seria pocible?
 0   0  estrella-1 - [26/02/2007 13:09:39] - ip registrada
6) PARA HIDRA.-
sacatrusca2
...Totalmente de acuerdo contigo Hidra, esas discriminaciones no son patrimonio de paises donde se usa el velo y las amputaciones, en muchos lugares del mal llamado primer mundo se discrimina a la mujer. Las mujeres son víctimas del machismo, de las agreciones físicas y psicológicas, no son reconocidas como seres orgásmicos con deseos y derechos, son vistas como una extencion de los deseos y proyectos del hombre.
...Las continuas y absurdas mezclas de las cosas del amor con las cosas del honor, la cultura judeocristiana y otras, en casi todas el hombre como arquitecto de modelos y leyes ha situado a la mujer en un lugar a su servicio. Las mujeres libres son tildádas de deshonestas, de putas, no son la SEÑORA de nádie, no son madres dígnas, son en definitiva sometidas al desprecio y a la discriminacion mas brutal, en muchos casos por sus propios hijos y padres, son la vergüenza de la família. esto algún día tendra que cambiar.
...José Farías Agustoni.-
 0   0  sacatrusca2 - [07/01/2007 21:01:26] - ip registrada
5) PARA HIDRA.-
sacatrusca2
...Totalmente de acuerdo contigo Hidra, esas discriminaciones no son patrimonio de paises donde se usa el velo y las amputaciones, en muchos lugares del mal llamado primer mundo se discrimina a la mujer. Las mujeres son víctimas del machismo, de las agreciones físicas y psicológicas, no son reconocidas como seres orgásmicos con deseos y derechos, son vistas como una extencion de los deseos y proyectos del hombre.
...Las continuas y absurdas mezclas de las cosas del amor con las cosas del honor, la cultura judeocristiana y otras, en casi todas el hombre como arquitecto de modelos y leyes ha situado a la mujer en un lugar a su servicio. Las mujeres libres son tildádas de deshonestas, de putas, no son la SEÑORA de nádie, no son madres dígnas, son en definitiva sometidas al desprecio y a la discriminacion mas brutal, en muchos casos por sus propios hijos y padres, son la vergüenza de la família. esto algún día tendra que cambiar.
...José Farías Agustoni.-
 0   0  sacatrusca2 - [07/01/2007 21:01:26] - ip registrada
4) hola...
lerma

Ofrecer a la mujer como signo de hospitalidad no es una barbaridad, es una humillante discriminación, hay “costumbres” que la mujer hacía y algunas (muchas) hacen sin opción. por el simple hecho de ser MUJER.
Tradiciones absurdas estúpidas como tapar a la mujer de pies a cabeza, no permitir que la vea un médico, amputar su clítoris.
Hablamos de usos y costumbres?
La sexualidad la entenderemos cuando entendemos que hay tantas como tantos somos y que no es PATRIMONIO de ningún género, hombres y mujeres tienen los mismos derechos, hasta que ese concepto no se acepte, no solo la sexualidad otros puntos de nuestra convivencia se tambalea.

diría a los hombres que saber TOCAR a una mujer, es un ARTE que no todos poseen... saludos
 0   0  hidra - [11/12/2006 17:08:46] - ip registrada
3) hola...
lerma

Ofrecer a la mujer como signo de hospitalidad no es una barbaridad, es una humillante discriminación, hay “costumbres” que la mujer hacía y algunas (muchas) hacen sin opción. por el simple hecho de ser MUJER.
Tradiciones absurdas estúpidas como tapar a la mujer de pies a cabeza, no permitir que la vea un médico, amputar su clítoris.
Hablamos de usos y costumbres?
La sexualidad la entenderemos cuando entendemos que hay tantas como tantos somos y que no es PATRIMONIO de ningún género, hombres y mujeres tienen los mismos derechos, hasta que ese concepto no se acepte, no solo la sexualidad otros puntos de nuestra convivencia se tambalea.

diría a los hombres que saber TOCAR a una mujer, es un ARTE que no todos poseen... saludos
 0   0  hidra - [11/12/2006 17:08:46] - ip registrada
2) INCREIBLE PERO REAL.-
sacatrusca2
...DICIEMBRE DEL AÑO 2005, todavía este artículo no tiene ni un solo comentario,(o no tenía), lo que deberia causar terror,¿es desinteres por lo sexual?¿dogmatismo religioso?, ...tal vez simplemente falta de pensamiento crítico.
El articulo en cuestión es sumamente interesante y de gran actualidad.-
1) INCREIBLE PERO REAL.-
sacatrusca2
...DICIEMBRE DEL AÑO 2005, todavía este artículo no tiene ni un solo comentario,(o no tenía), lo que deberia causar terror,¿es desinteres por lo sexual?¿dogmatismo religioso?, ...tal vez simplemente falta de pensamiento crítico.
El articulo en cuestión es sumamente interesante y de gran actualidad.-
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar