El navegador que utiliza no soporta el javascript

Síguenos en

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterSíguenos en Google+

El hábito del esfuerzo y la cultura de lo recomendable

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
compartir en facebookcompartir en twittercompartir en tuenticompartir en tumblrcompartir en meneame

En la sociedad que hemos dejado que cómodamente construyan la tecnología y el avance técnico, existe un hecho impalpable, pero tan cierto como el cambio a pasos agigantados de nuestros hábitos en comportamiento y comunicación. Este hecho se llama inmediatez.

La costumbre de obtener aquello que se necesita o se requiere, desde lo más materialmente simple hasta lo más idealmente complejo, de forma rápida y cómoda ha contribuido a desarrollar un especial interés por el bien denominado mínimo esfuerzo, en detrimento de la bien olvidada cultura del esfuerzo. Y esto sucede, hay que admitirlo, sobre todo entre los más jóvenes, porque su idiosincrasia de internautas parece ser que así lo dispone.

Por lo pronto, si hay que denominar “cultura del esfuerzo” a lo que debería entenderse como la normalidad en cualquier quehacer que se precie, la esperanza al retorno de los buenos hábitos, entiéndase a aquellos que hablaban de conseguir lo que uno merezca con trabajo propio y constante y de la satisfacción personal lograda a base del empeño personal, dista considerablemente de lo que sería deseable, ya que considero que casi todos estarán de acuerdo en que es difícil cambiar ya a esta alturas costumbres tan informáticas por la esencia de lo manual o buscadores tan intrépidos por la pesquisa entre materiales impresos diversos.

En todo caso, y hablando de nuevo de idiosincrasia, la mía, en este contexto, es de la opinión que -y me dirijo a los que para la llamada cultura del esfuerzo era el pan de cada día y el edredón de cada noche- es necesario y vital no dar en el olvido con esa normalidad en los quehaceres, que hay que sostenerla y divulgarla como el estandarte válido que, pese a la circunstancia cibernética y acelerada de las nuevas generaciones, les propiciará la satisfacción de los logros que nunca se pierden, ni se destruyen, sino que se transforman en otros muchos.

Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 10)
Autor: Raquel Torres
Enviado por Raquel - 26/03/2013
ir arriba
COMENTARIOSañadir comentario
Regístrate en la web para poder comentar
o conéctate con Facebook
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Aburrimiento Mmmmm... Me callo. Confundido Sorprendido Sonrisa Guiño Risa Fiesta! Diablo Beso Lengua Inocente Mier..! Enfermo Enojo Triste Llanto 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

¿Cómo crear un Album Digital Hofmann?
Organiza las fotos de tus vacaciones, bodas y otros momentos especiales en un album Hoffman personalizado en sólo tres pasos:
- Descargar Hofmann gratis
- Pon el codigo registro hofmann 410767
- Crea el álbum en tu ordenador.
- Recíbelo en tu casa sin gastos de envío.

¡Ahora también calendarios personalizados

Ya disponible la versión de Hoffman para MacSíguenos en Facebook!

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar